Soporte

¡FLASH SALE! MESAS SENSORIALES SE ENVÍAN A PARTIR DEL 15 DE JUNIO

logotipo-natali-ruiz

Buscando un equilibrio cuando hay mucho por hacer

¡Hola! Me da mucho gusto saludarlas de nuevo. Como sabrán, al día de hoy tengo el privilegio de ser mamá de tres hermosos niños y actualmente estoy embarazada de mi cuarto. Entre los deberes del hogar, la familia, el trabajo y mi tiempo personal he podido aprender algunos consejos que me han ayudado a administrar y organizar mi tiempo sin frustrarme por todo lo que pudiera estar ‘pendiente’.

  1. Establecer prioridades: Lo primero que debemos hacer es identificar nuestras prioridades. Para mí, la familia siempre viene primero, seguida de mi negocio y mi tiempo personal. Una vez que tengamos claras nuestras prioridades, será más fácil tomar decisiones y organizar nuestro tiempo.
  2. Crear una rutina: La rutina es fundamental para mantener el equilibrio en nuestra vida. Establecer horarios fijos para las actividades diarias, como levantarse, desayunar, trabajar y dormir, nos ayudará a mantener el orden y a evitar el estrés.
  3. Delegar tareas: No podemos hacer todo solas. Aprender a delegar tareas, tanto en el hogar como en el negocio, nos permitirá liberar tiempo para dedicarlo a otras actividades importantes. Involucra a tu pareja y a tus hijos en las tareas del hogar y contrata personal de confianza para apoyarte en el negocio.
  4. Planificar con anticipación: La planificación es clave para mantener el equilibrio en nuestra vida. Dedica tiempo cada semana para planificar las actividades familiares, las tareas del hogar y las responsabilidades del negocio. Esto te permitirá estar preparada y evitar sorpresas de último momento.
  5. Aprovechar la tecnología: La tecnología puede ser nuestra aliada en la organización del tiempo. Utiliza aplicaciones y herramientas digitales para llevar un calendario, hacer listas de tareas y recordatorios, y gestionar tus finanzas personales y del negocio.
  6. Establecer límites: Es importante establecer límites entre nuestra vida personal y laboral. Aprende a decir «no» cuando sea necesario y a desconectar del trabajo durante el tiempo en familia y el tiempo personal.
  7. Tiempo de calidad: Asegúrate de dedicar tiempo de calidad a tu familia y a ti misma. Organiza actividades en familia, como salidas al parque o cenas especiales, y reserva tiempo para cuidar de ti misma, ya sea haciendo ejercicio, leyendo un libro o disfrutando de un baño relajante.
  8. Ser flexible: La vida es impredecible, y debemos aprender a adaptarnos a los cambios. Si algo no sale como lo planeamos, no nos estresemos. Ajustemos nuestros planes y sigamos adelante.

Recuerda que cada familia y situación es diferente, así que no dudes en adaptar estos consejos a tus necesidades y circunstancias. Lo más importante es encontrar el equilibrio que funcione para ti y tu familia, y disfrutar del maravilloso viaje que es ser mamá.

Libro Baby Eats Segunda Edición
Baby Eats – Segunda Edición
$349.00
Baby Eats una guía de Alimentación Complementaria para tu bebé...
Valorado con 4.83 de 5

— ESPERA —

no te puedes perder esto