Soporte

Envío nacional gratis en compras de +$1,399 pesos

logotipo-natali-ruiz Natalí Ruíz

JUEGOS IMAGINARIOS EN EL DESARROLLO DE NUESTROS HIJOS

 Natalí Ruíz

JUEGOS IMAGINARIOS EN EL DESARROLLO DE NUESTROS HIJOS

¡Deja toda la tecnología y echemos a volar la imaginación!

 Jugar con nuestros hijos a juegos imaginarios es una actividad de aprendizaje y desarrollo cognitivo, motor, social, emocional y de, lenguaje. Aunque sea de las actividades más prácticas y sencillas de realizar está llena de oportunidades y diversión.

 En esta lista te voy a compartir los datos importantes y habilidades que quizá no sabías que puede adquiere tu pequeño al jugar juegos imaginarios.

 Cognitivo: Jugar con tus hijos a imaginar que son carros de carreras, avioncitos, bañar o darle de comer a su muñeca hace que su cerebro cree nuevas conexiones simulando el juego. Aprenden a ser creativos y a crear sus propias situaciones de juego imaginario.

 Motor: En el desarrollo de las habilidades motoras gruesas, jugar a imaginar los animalitos les ayuda a desarrollar fuerza en sus piernas cuando se arrastran en el piso (perro o gato) cuando saltan (rana o conejo) etc. 

 Cuando nuestros pequeños comienzan a querer imitar o simular mediante el juego las acciones que realizamos los papás o cuando juegan a que están cocinando como mamá con alguna cuchara desarrollan habilidades motoras finas, además de que la imitación es el primer paso al desarrollo del lenguaje.

 Lenguaje: Al estar jugando una simulación imaginaria las oportunidades de lenguaje son muy amplias ayudando su exploración con diferentes palabras como verbos (correr, comer, jugar, dormir, saltar, etc.) palabras descriptivas o de objetos (pelota amarilla, vaso caliente, etc.) Les enseña a combinar palabras, frases y transmitir un mensaje.

 Emocional y social: El juego de la imaginación y simulación ayuda a que tu pequeño pueda expresarse en todo su esplendor. Pueden simular estar tristes, felices, enojados, dormidos, llorando, etc. involucrando todas las emociones y creando oportunidades para desarrollar su habilidad social con más niños y adultos. 

 Incluso jugar a imaginar le ayuda a su independencia, por ejemplo, simular a vestir o cambiar de ropa a su muñeca o algún peluche, están llevando a la práctica las habilidades para vestirse y desvestirse solitos.

 Existen muchas maneras de jugar a imaginar con nuestros hijos, desde bebés hasta más grandecitos y lo mejor es que no necesitas muchos materiales más que la creatividad y cosas que tengas en tu casa.

También puedes leer acerca de…

— ESPERA —

no te puedes perder esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *