Soporte

Envío nacional gratis en compras de +$1,399 pesos

logotipo-natali-ruiz Natalí Ruíz
 Natalí Ruíz

ADIÓS AL CHUPÓN

Esta semana les compartí en mis historias de Instagram que logre quitarle el chupón a Ava y quiero contarles un poco más acerca del tema… Hay que entender que no hay prisa para quitarle el chupón a tu bebé y que cuando así sea hay que hacerlo cuando tu hijo y ustedes como papás estén preparados ademas de tomar en cuenta la opinión y sentimientos de tu hijo en la decisión es importante. Recuerda que lo peor que puedes hacer es obligar a tu hijo a hacer algo para lo que no está preparado.

Muchos de nosotros los papás generalmente les damos el chupón a nuestros hijos para que deje de llorar o se tranquilice y eso genera que tu bebé relacione el chupón como una ayuda para relajarse emocionalmente pero es ahí donde olvidamos y comenzamos a dárselos inclusive sin que nos lo pida, creando una dependencia.

La edad más común en la que se suele quitar el chupón es hacia los 3 años ya que tu bebé entiende mejor lo que está pasando y tienen mejor comprensión de lo que sucede en su entorno así si le explicas y le muestras la manera de hacerlo lo aceptará mucho mejor a si lo haces antes de que haya desarrollado estas habilidades cognitivas. 

Algunos consejos para dejar el chupón:

  • Debes explicarle lo que harás, negociar con él y hacerle entender que ya es grande y que no hace falta el chupón, que puede tener algún otro objeto de apego que lo suplante.

  • Si tu hijo aún es muy pequeño para entender lo mejor será esperar un poco más de tiempo.

  • Como el chupón es un objeto que lo calmaba en los momentos que lo necesitaba puedes consentir a tu bebé un poco más en esos días en los que quizá lo eche de menos. 

  • Si al abandonar el chupón tu hijo se pasa al dedo es mejor regresar al chupón y esperar a que sea un poco más grande y pueda entenderlo mejor. Es más sencillo quitar el chupón después que un dedo.

Tips o trucos para quitar el chupón:

  •  Untar un sabor desagradable en él como el limón o vinagre.

  • Inventar alguna historia en la que algún personaje que le guste mucho en ese momento se haya llevado su chupón a cambio de un regalo.

  • Córtalo, en mi caso lo corte y le dije que Panda nuestro perro se lo había comido lo cual funcionó muy bien.

  • En algunos casos los puede convencer su pediatra explicándoles porque deben dejarlo.

Recuerda que es muy importante respetar los sentimientos y las necesidades de tu hijo en todo momento ya sea que le quites el chupón disminuyendo su uso o de una sola vez pero nunca recurrir a regaños o castigos. Una vez tomada la decisión hay que ser firmes, tu bebé podrá acordarse de él y volverá a pedirlo pero hay que dejar que lo asimile.

TAMBIÉN PUEDES LEER ACERCA DE…

— ESPERA —

no te puedes perder esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *