Soporte

Envío nacional gratis en compras de +$1,399 pesos

logotipo-natali-ruiz Natalí Ruíz

¿Cómo lograr que tu hijo te ayude a recoger los juguetes después de jugar?

 Natalí Ruíz

Ese momento del día en el que nuestros hijos pasan el tiempo entretenidos con sus juguetes y su imaginación nos da tranquilidad, aunque lo difícil viene después, cuando llega la hora de recoger y devolver todo a su lugar.

Muchas de nosotras (si no es que la mayoría jaja) hacemos todo lo posible para enseñarles a nuestros hijos a ayudarnos a guardar todo al finalizar alguna actividad y aunque a veces no es posible o no comprenden su importancia al 100% es importante que podamos irlo trabajando poco a poco con ellos y lograr que se convierta en un buen hábito.

Así que seguramente te estés preguntando ¿Cómo puedo logarlo? ¿Qué debo hacer o por donde debo comenzar?

En este blog te comparto algunas ideas que yo he aplicado y que encontré al investigar más sobre el tema.

  • Crea el hábito de guardar
    Trabaja con tu hijo. Puedes empezar a practicar desde pequeños y así con el tiempo tu hijo tendrá el hábito de guardar los juguetes al final del día.

  • Elige un lugar para cada cosa
    Elige un lugar para guardar los juguetes considerando la estatura de tu hijo, sus actividades y juguetes favoritos.

  • Organiza y planifica el uso de los juguetes

  • Establece un lugar para cada cosa
    Enseña a tu hijo el lugar correcto para colocar los juguetes. Puede ser por tipo de actividad, piezas o tamaños.

  • Explica a los niños porque es necesario guardar
    Tu hijo podría necesitar ayuda para entender lo que necesita hacer. Trata de dividir la actividad de recoger los juguetes en pequeños pasos.

  • Guardar también es jugar
    Convierte el recoger juguetes en un juego. Puedes hacerlo divertido y dinámico para recogerlo juntos.

  • Establece un tiempo para guardar
    Usa un reloj con alarma y juega con tu hijo a \”¿Cuántos juguetes puede recoger antes del tiempo limite?\” Así se divertirá y al mismo tiempo recogerá sus juguetes.

  • Respeta sus limitaciones
    Mantén expectativas razonables. Quizá no puede hacer las cosas de la manera que tú quieres, pero este es el momento adecuado para enseñar y aprender.

  • Se un ejemplo para los hijos
    No olvides que los niños aprenden también imitando las acciones de los mayores. Si quieres que tus hijos sean ordenados, se el ejemplo con tus cosas personales, tu ropa, tus zapatos, la cocina, etc…

Comenta si alguno de estos consejos te ha servido y cual de ellos quieres comenzar a poner en práctica.

Si necesitas ayuda para juegos y actividades para tus hijos, te recomiendo Baby Plays, un libro con 30 juegos didácticos que estimulan 5 diferentes áreas del desarrollo de tus hijos, ¡te invito a probarlo!

— ESPERA —

no te puedes perder esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *